21 de mayo de 2014

¿Se nace o se hace? Nature vs Nurture

Una de las preguntas más antiguas de la vida y la que se aplica a mí en estos momentos. ¿Quién soy? Y aunque esa pregunta ya tiene respuesta, creo que la que más se adecua a estos momentos es ¿Qué quiero?

Me gusta pensar que soy un alma libre, que quiero volar, que quiero viajar, conocer otras personas, ver el mundo y entender lo que lo hace girar. Pero siento que estoy atado y, para bien o para mal, yo permito estar atado. No es que sea algo malo, sino que es la manera en la que fui criado. Desde luego que desde pequeño me enseñaron a conseguir lo que quería, pero dentro de unos ámbitos relativamente restringidos. Trabaja duro y las recompensas serán mayores. Claro, esto suena a lo que es la vida, casi nada es gratis y fácil, pero lo que hay dentro de esa frase, al menos en mi crianza, es más capitalista... trabaja duro, consigue un buen trabajo, ten en una buena casa, un buen carro, cría una familia, asegura su porvenir, y continua trabajando. Lo cual es el sueño, ¿no? Es lo que la mayoría de nosotros (creo) aprendimos al crecer. Y es lo que veo en la mayoría de las personas a mi alrededor. Y es lo que aprendí a querer.

Y eso es lo que "me hice", o "me hicieron", el concepto de "Nurture", lo adquirido, lo enseñado. Y no estoy culpando a nadie, probablemente es como mi familia fue criada también, o es lo que la vida misma les enseño. Mi familia al crecer tuvo muchas dificultades económicas, por X y Y motivos, por lo que gran parte de ella tuvo que comenzar a trabajar desde jóvenes. Esto fue lo que les enseño que el perseverar trabajando trae sus recompensas. Lo cual, obviamente, es cierto, y aunque con el tiempo hemos pasado por dificultades de todo tipo, actualmente todos gozamos de una vida económicamente estable. Y todo eso está muy bien, pero yo formo parte de una generación diferente, con una infancia y de un tiempo diferente al de mis primos y tías. Yo NO tengo porque querer lo mismo que ellos.

Formo parte de una generación que tuvo el privilegio de pasar de lo analógico a lo digital mientras crecía. De rollos fotográficos a tarjetas de memoria, de VHS a torrents, de saber todos los números de teléfono de amigos, familia y trabajos de memoria a solo recordar el mío y el de mi madre. Cuando era pequeño, mis ambiciones eran las que describí anteriormente: tener una vida "normal". Pero desde que con el internet todo esta a la vuelta de un click, me dí cuenta que... todo es posible. Un mundo entero se abrió ante mí y aunque lo que quiero ahora definitivamente no es lo que quería cuando tenia 17, el internet, con el paso del tiempo, ha continuado diciéndome que todo aún continua siendo posible. Comenzar a viajar a los 21, salir de la burbuja local donde todos nos encontramos y conocer gente y lugares diferentes también me hizo abrir los ojos. Mis sueños cambiaron y el único que se ha mantenido durante los últimos... 6 años es: Ver la mayor parte del mundo que me sea posible. Decir que ver todo el mundo es tanto idiota como imposible, así que me tengo que conformar con ver todo lo que me sea posible en mi tiempo de vida.

Y aquí viene lo importante: Si anteriormente describí lo que "me hicieron", ¿Cual es mi naturaleza, mi "Nature"? ¿Soy realmente un alma libre? Técnicamente siempre he hecho lo que he querido, pero siempre dentro de lo que se esperaba de mí, siempre dentro de los límites establecidos de lo que yo pienso que puedo hacer. Aprendí a darle valor a las cosas materiales. Me gusta tener mi casa, me gusta tener mi televisión, jugar mis videojuegos, tener una buena computadora, es como crecí. Y no condeno mi crecimiento, en absoluto, lo agradezco, no todo el mundo tiene esos privilegios. Pero por lo mismo, porque siempre he hecho lo que he querido, cada vez quiero más. Quiero irme, quiero vender todas mis posesiones, todo lo que he adquirido a lo largo de dos años aquí en Portugal, e irme. No en un ataque de locura, sino en un arrebato de independencia. Sé que es posible, hay personas que lo hacen. El problema es la duda, y eso es lo más terrible, que las cadenas que irresponsablemente le atribuyo a otros, me las impongo yo mismo: ¿Soy yo esa clase de persona? ¿Puedo yo hacer eso? ¿Estoy física y mentalmente preparado?

Desde pequeño me han dado todo, básicamente nunca he carecido de nada y aunque ya he trabajado (dos míseros años en una oficina donde tuve todo), realmente no conozco el trabajo duro. Soy un niño mimado. ¿Realmente estoy dispuesto a trabajar para sobrevivir, a ganar lo suficiente solo para comer y tener un techo? A mí me gusta la buena vida, me gusta comer bien, beber bien, dormir bien... No sé si podría, digamos, trabajar en una granja, dormir en el piso, levantarme a las 5-6AM a arrancar hiervas. O lavar baños. O quedarme hasta después de la hora de cerrar lavando el piso. No sé lo que es eso. Una parte de mí quiere saberlo, supongo, quiere sacrificar mi comodidad por ver el mundo. Otra parte de mí me dice "Oye, tanto tiempo y dinero gastados en tus estudios como para que te vayas a... ¿Lavar platos?".

Es un conflicto personal interno muy grande. ¿Continúo buscando trabajo, ya sea aquí o en Estados Unidos (blergh) y sigo en capitalista camino de vida para el que fui criado durante tantos años? o ¿Rompo mis propios esquemas económicos y familiares y me lanzo a la aventura, para la cual probablemente no estoy preparado mentalmente?

Me pregunto si realmente sería posible para mi dejar todo lo que he adquirido. Desatarme de lo material, quedarme con lo básico y lo esencial, vivir al día. Todo lo que leo de personas que lo hacen, suena muy bonito y eso les funciona a ellos, pero... ¿Me funcionaría a mí? Tengo un estilo de vida y de pensar tan arraigado, que el querer tratar de romper con mis propios paradigmas me cansa demasiado. Todo en teoría es muy bonito, pero en la práctica es difícil. Sin embargo, el problema reside ahí, ¿no? Nunca sabré que tan difícil es hasta que lo intente. Y no sé si algún día lo intentaré.  

No hay comentarios.: